Skip to main content

TRÁFICO DE DROGAS Y PRISIÓN PROVISIONAL 

 

Existen consecuencias inmediatas que vienen asociadas a las actuaciones policiales iniciales en asuntos relacionados con la salud pública.

Generalmente, en las entradas y registros que se practican por asuntos relacionados con el tráfico de drogas, se suelen producir detenciones de las personas que encuentran junto a la sustancia decomisada. 

Cuando se produce la detención de una persona empieza la cuenta atrás para su presentación ante la autoridad judicial. Deberá pasar a disposición judicial en un máximo de 72 horas desde su detención según establece el artículo 17.2 de la Constitución Española (CE) y el artículo 520.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim).

 


DERECHO A LA LIBERTAD

 

La libertad es la regla general, la prisión al excepción. Por este motivo, l acordarse la prisión provisional debe razonarse en base a indicios fundados y no a meras sospechas

El artículo 17 de la Constitución Española establece el derecho fundamental a la libertad de las personas. Pero este derecho no es ilimitado y puede ser objeto de privaciones o restricciones en los casos previstos por la Ley. 

Así, el artículo 17 CE establece que: 

 

1. Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad. Nadie puede ser privado de su libertad, sino con la observancia de lo establecido en este artículo y en los casos y en la forma previstos en la ley.

2. La detención preventiva no podrá durar más del tiempo estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, y, en todo caso, en el plazo máximo de setenta y dos horas, el detenido deberá ser puesto en libertad o a disposición de la autoridad judicial.

3. Toda persona detenida debe ser informada de forma inmediata, y de modo que le sea comprensible, de sus derechos y de las razones de su detención, no pudiendo ser obligada a declarar. Se garantiza la asistencia de abogado al detenido en las diligencias policiales y judiciales, en los términos que la ley establezca.

4. La ley regulará un procedimiento de «habeas corpus» para producir la inmediata puesta a disposición judicial de toda persona detenida ilegalmente. Asimismo, por ley se determinará el plazo máximo de duración de la prisión provisional.

 

Así, la propia Constitución Española anuncia la existencia de la prisión como medida cautelar que puede ser aplicada para restringir al derecho a la libertad de las personas.

 


LA PRISIÓN PROVISIONAL

 

La medida cautelar de prisión provisional se encuentra regulada en el Capítulo III del Título VI del Libro II de  la Ley de Enjuiciamiento Criminal (artículos 502 y siguientes).

Esta institución se sitúa entre el derecho del Estado a perseguir eficazmente los delitos y el deber estatal de asegurar la libertad de los ciudadanos. Según las recomendaciones del Consejo de Europa, la prisión preventiva no debe ser obligatoria, ha de considerarse medida excepcional y solo debe ser mantenida cuando sea estrictamente necesaria.

Nunca con fines punitivos o sancionadores ni como medida de presión a los fines de una investigación penal.

Estas premias derivan de la propia Constitución Española así como de los Acuerdos y Convenios internacionales de Protección de Derechos Humanos de los que España es parte (art. 9.3 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (09-12-1996) para los cos cuales, y así lo ha reconocido el propio Tribunal Constitucional (STC 41/82, 32 y 34/87, 128/95, entre otras) la situación de normalidad es la libertad con o sin fianza del imputado y lo excepcional es la prisión.

 

Comparecencia de situación personal o de prisión

 

O comparecencia del 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.  Esta prevista para cuando el detenido es puesto a disposición judicial por parte de la policía.

En ella se convoca al Juez, al investigado, a su abogado y a la fiscalía.

Esta vista debe celebrarse dentro de las siguientes 72 horas a la puesta a disposición judicial.

Previamente el abogado habrá tenido acceso a los elementos esenciales de las actuaciones  Incluyendo el atestado y las partes de la investigación que no hayan sido declaradas secretas. 

En esta vista, se podrán formular alegaciones y el detenido podrá declarar. 

Como bien indica la palabra, el detenido comparecerá ante el juez para que se decida sobre su situación cautelar personal. Esto es, si continua privado de libertad a la espera de juicio o por el contrario se decide la aplicación de otras medidas.

 

Características de la Prisión Provisional

 

Desde la concepción que defiende el Tribunal Constitucional, la prisión provisional debe cumplir con una serie de características que sirven de elemento modulador en la trascendental decisión de aplicar la medida.  

 

  • Excepcionalidad.– En virtud de la cual, únicamente podrá acordarse cuando sea objetivamente necesaria, sin que pueda adoptarse otra medida que sea menos gravosa para el derecho a la libertad que permita alcanzar los mismos fines.
  • Proporcionalidad.- Debe ser adecuada a los finalidades de la prisión provisional teniendo en cuenta las propias circunstancias del delito, del investigado y la entidad de la pena. 
  • Judicialidad.- Únicamente puede ser impuesta a través de una resolución motivada en forma de Auto dictado por un Juez.  

Requisitos de la Prisión Provisional

 

De acuerdo con lo establecido en la propia Ley de Enjuiciamiento Criminal, deben cumplirse una serie de requisitos para que pueda adoptarse una medida tan gravosa para el derecho a la libertad. 

Así, deben cumplirse una serie de requisitos de carácter objetivo, relativos a la realidad del delito y la identidad del delincuente y requisitos de carácter teleológico, referidos a la necesidad de garantizar fines legítimamente constitucionales. 

 

  1. Deben constar en la causa, uno o varios hechos que presenten carácter de delito sancionado con pena igual o superior a dos años de prisión.
  2. Deben existir motivos bastantes y racionales para entender responsable indiciariamente a la persona que ha sido detenida.
  3. Con la medida, deberán perseguirse una serie de fines que son: a) Asegurar la presencia del investigado en el proceso cuando pueda inferirse racionalmente un riesgo de fuga. b) Evitar la ocultación, alteración o destrucción de pruebas. c) Evitar que el investigado pueda actuar contra bienes de la víctima o personas protegidas. d) Evitar que el investigado cometa otros hechos delictivos.

 

Medidas alternativas a la prisión

 

Existen una serie de medidas a parte de la prisión que pueden ser aplicadas para alcanzar los mismos fines. 

Contamos con: 

 

  • Fianza como garantía de libertad
  • Prohibición de salida del territorio nacional
  • Retirada de pasaporte
  • Apud acta periódica (ir a firmar conforme estas localizable)


Y podrían aplicarse otras a criterio del juez de guardia que adoptase la decisión. 

 

 


PRISIÓN PROVISIONAL EN LOS DELITOS DE TRÁFICO DE DROGAS

 

Cuando los abogados defendemos delitos contra la salud pública en la modalidad de drogas que no causan grave daño a la salud, como pueden ser la Marihuana y el Hachís (y sus derivados), nos encontramos muchas veces con que se adopta la decisión de prisión provisional en base a una hipotética concurrencia del tipo agravado de la notoria importancia. 

 

Notoria Importancia

 

Es una circunstancia agravante de la responsabilidad criminal que incide directamente sobre la cantidad de sustancia tóxica fiscalizable intervenida.

Muchas veces, la autoridad policial realizan cuantificaciones a tantos alzados, pesajes incorrectos o adulterados inconscientemente. Otras veces se contabilizan partes leñosas o irrelevantes de la sustancia que no están sometidas a fiscalidad y no son consideradas sustancia estupefaciente.

Esta y otras cuestiones son las que salen a relucir en las comparecencias de prisión por tráfico de drogas, para averiguar si indiciariamente (a la espera de los ulteriores pesajes y análisis) concurre inicialmente la notoria importancia. 

Las cantidades vigentes de notoria importancia para la Marihuana, el Hachís y el aceite de Hachís son: 

 

 

Es decir, cannabis/marihuana 10kg, chocolate 2,5 kg, hachís y aceite de hachís 300 gr.

Y dicho sea de paso, las dosis mínimas psicoactivas vigentes son: 

 

 

 

Como nota importante, el Tribunal Supremo estableció en la Sentencia nº205/2020, de 21 de mayo de 2020 que el THC o índice psicoactivo permitido para al cannabis no debe exceder del 0,2%. 

 

Consecuencias notoria importancia

 

Las consecuencias de que en el momento inicial de la investigación se pueda llegar a vislumbrar indiciariamente la concurrencia de la notoria importancia hace que las penas aplicables al delito de tráfico de drogas que no causan grave daño pasen de:

 

  • 1 a 3 años de prisión -> 3 años a 4 años y 6 meses de prisión. 

 

Y en consecuencia, es una de las razones más empleadas para adoptar la prisión provisional, al exceder del límite de los dos años de prisión que establece la Ley para plantearse la aplicación medida. 

 

Riesgo de Fuga

 

Es una de las razones que más se aplican para fundamentar la finalidad de la medida de prisión provisional.

La falta de arraigo personal, familiar y económico de las personas detenidas, muchas veces de nacionalidades de la Europa del Este (Albania, Serbia, Croacia, Armenia, Kosovo), hace que la adopción de la prisión provisional sea altamente frecuente en estos casos.

Se alude constantemente a lo elevado de las penas a imponer, la falta de trabajo conocido y la ausencia de arraigo para fundamentar el riesgo de fuga.

Así, con la medida de prisión provisional se persigue asegurar la presencia del investigado durante todo el proceso. Por este motivo, para averiguar si realmente existe riesgo de fuga, se analizan:

 

  • Familiares en España
  • Domicilio conocido (alquiler, hipoteca, empadronamiento)
  • Circunstancias económicas (negocio, nóminas, trabajo)

 

Somos abogados especialistas en delitos de tráfico de drogas. Defensa penal. Contacte aquí. 

Abrir chat
1
Necesita ayuda?
Hola, podemos ayudarle?