Skip to main content

AMPUTACIONES EN ACCIDENTES DE TRÁFICO

 

Una de las consecuencias de los accidentes de tráfico es la pérdida final de algún miembro del cuerpo. Bien como consecuencia de un politraumatismo grave, bien porque no haya sido posible recuperarlo, o porque no haya sido posible tratarlo eficazmente a tiempo o bien porque se han producido complicaciones que desembocan finalmente en un miembro catastrófico que debe ser amputado. 

 

Es comprensible entender que no existe indemnización suficiente para quien ha padecido una pérdida de semejante envergadura. Ante este tipo de lesiones, el dinero nunca va a proporcionar a la víctima una situación igual a la anterior al accidente de tráfico. 


RECLAMACIÓN POR AMPUTACIONES EN ACCIDENTES DE TRÁFICO

 

No es posible compensar la pérdida de una parte de la anatomía humana. No obstante, el Sistema legal de Valoración del daño corporal prevé cuantías indemnizatorias basadas en los principios fundamentales del sistema de valoración del daño corporal.

Estos principios son.-

 

  • Reparación vertebrada
  • Reparación íntegra del daño

El primero ha sido configurado como la valoración separada de daños patrimoniales y no patrimoniales, y dentro de estos, los diversos conceptos indemnizatorios a los que se tiene derecho como perjudicado.

El segundo, en relación a las cuantías indemnizatorias, habla de que.-

 

El principio de reparación íntegra tiene por finalidad asegurar la total indemnidad de los daños y perjuicios padecidos.

 

Esta indemnidad total, debe contemplar por Ley todas las circunstancias personales, familiares, sociales y económicas de la víctima. Incluyendo la pérdida de ingresos y la capacidad mermada de obtener ganancias.

El texto legal concreta.-

 

[…] Implica compensar, mediante cuantías socialmente suficientes y razonables que respeten la dignidad de las víctimas […]

 

A pesar de las observaciones que impone la propia Ley, nos encontramos con que las compañías aseguradoras no indemnizan correcta ni suficientemente los daños y perjuicios padecidos en un accidente de tráfico.

 

Las sumas indemnizatorias cuantiosas, como las de una persona amputada, de por si, generan un rechazo en el sector asegurador.

 


INDEMNIZACIÓN POR AMPUTACIONES EN ACCIDENTES DE TRÁFICO EN 2024

 

Las indemnizaciones por amputaciones en accidentes de tráfico están compuestas por múltiples conceptos y circunstancias. Muchos conceptos que deben ser indemnizados para alcanzar la plena indemnidad. 

 

INDEMNIZACIÓN POR DÍAS DE TRATAMIENTO

 

El primero de ellos es el propio período de tratamiento hasta la estabilización de la lesión (entendemos que nunca podrá ser curación) y la conversión de las lesiones y sus síntomas en secuelas. 

El período desde el accidente hasta la estabilización para 2024 esta recogido como:

 

INDEMNIZACIÓN POR LESIONES TEMPORALES

 

 

Deberemos computar los días en función del perjuicio padecido, si es básico, moderado, grave o muy grave. 

 

INDEMNIZACIÓN POR SECUELAS EN UNA AMPUTACIÓN

Alcanzada la estabilización (alta médica) sin perjuicio de las visitas protocolarias posteriores de supervisión, el conjunto de lesiones o síntomas que quedan se consideran secuelas.

 

El momento de contar las secuelas esta preestablecido en la Ley. El art.- 93 establece.-

 

Son secuelas las deficiencias físicas, intelectuales, orgánicas y sensoriales y los perjuicios estéticos que derivan de una lesión y permanecen una vez finalizado el proceso de curación.

 

Así, el momento de determinar las secuelas no es pasados unos años para ver si queda alguna secuela o se han ido con el tiempo. No, el momento de determinación de las secuelas siempre es a fecha de alta médica, conforme indica clara y expresamente la Ley.

 

¿COMO SE CALCULAN LAS SECUELAS POR UNA AMPUTACIÓN?

 

SECUELAS FUNCIONALES EN AMPUTACIONES

 

Las secuelas pueden ser físicas/funcionales y/o psicológicas, y se cuantifican por puntos de secuela. Las horquillas de puntos y las secuelas vienen recogidas en el Baremo médico establecido en la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, tabla 2.A.1 de «clasificación y valoración de las secuelas».

 

Las variables a tener en cuenta para calcular los puntos de secuelas en una amputación varían en función de:

 

  • La altura de la amputación
  • Grado de tolerancia a la prótesis (lesiones dérmicas, atrofia muscular y escala de satisfacción)
  • Características del muñón de la amputación

En función de estas variables, por ejemplo, las amputaciones de la pierna, si no llegan a la desarticulación unilateral de cadera (amputación de extremidad a nivel de cadera), pueden alcanzar una media de hasta 60 puntos (50-60).

Hablamos de la secuela propia de la amputación, pero pueden darse más secuelas que deberán ser valoradas por puntos también. Las más habituales en amputaciones de miembros pueden ser:

 

  • Aparición de neuromas
  • Hipersensibilidad y síndrome del dolor del miembro fantasma
  • Dolor por desaferenciación (nervios periféricos) – dolores excepcionales

EJEMPLO INDEMNIZACIÓN SECUELA AMPUTACIÓN 18 AÑOS 

Se localiza la escala de la edad (18 años) y luego se localiza la escala de los puntos que el valorador determine.

 

Así, para este supuesto práctico, donde un joven de 18 años es amputado de una pierna y le cuantifican un total de 58 puntos, por la secuela de amputación (sin perjuicio de las demás secuelas). Ascendería a un importe (reiteramos, solo por esa secuela) de 176.290,54.-€.

 

*IMPORTANTE.-. Este ejemplo es solo para la secuela de la amputación, si existen otras secuelas (psicológicas), funcionales, cognitivas, debería cuantificarse el total de los puntos finales funcionales y acudir a la misma tabla.

 

SECUELAS PSICOLÓGICAS EN AMPUTACIONES

 

Este tipo de lesiones traumáticas, por la pérdida tan significativa que suponen, van generalmente asociadas al desarrollo de clínicas psicológicas. Así, en la valoración de las secuelas también debe tenerse en cuenta los diferentes tipos de secuelas psicológicas padecidas por el lesionado: 

 

  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastorno adaptativo
  • Trastorno permanente del humor
  • Trastorno depresivo mayor
  • Agravaciones o desestabilización de procesos previos

Por ello, es necesario recopilar toda la información médica asistencial y de salud mental a efectos de poder valorar correctamente y reclamar el máximo perjuicio que permite la Ley.

Los puntos para las secuelas psicológicas en todas sus tipologías pueden alcanzar los 25 puntos en función de su horquilla.

 

SECUELAS COGNITIVAS EN AMPUTACIONES

 

No deben confundirse las secuelas psicológicas con las alteraciones cognitivas padecidas. Los trastornos cognitivos y el daño neuropsicológico tienen baremación propia en la Ley.

Se dan de forma habitual en siniestros graves de accidentes de tráfico cuando hay un componente anatómico funcional grave o muy grave. Las secuelas más habituales son:

  • La alteración de las funciones cerebrales superiores integradas
  • Las alteraciones de la personalidad
  • Los trastornos de la personalidad
  • Trastornos de la memoria
  • Trastornos emocionales graves
  • Desorientación temporal- espacial.
  • Alteraciones del lenguaje

Que en todo caso deben ser abordadas por un experto neuropsicólogo y deben poder ser acreditadas mediante los oportunos informes médicos que expliquen esta situación.

Todas las secuelas, sean del tipo que sean, deben ser valoradas y el número de puntos debe ser razonado y cuantificado siempre por un especialista en valoración del daño corporal mediante un informe pericial. 

Las tablas para 2024 relativas a los puntos de secuela se pueden consultar aquí. 

 

SECUELAS ESTÉTICAS EN AMPUTACIONES

 

Las secuelas estéticas se dividen en diversos grados que van desde el grado ligero hasta el muy importante. Se indemniza cualquier modificación peyorativa que afecta a la imagen de la persona y consta de una vertiente dinámica y otra estática. (más info sobre el perjuicio estético.)

La pérdida de patrimonio estético es importante cuando hay una amputación. No debe olvidarse que dependiendo de la extremidad, se modifica la marcha de una persona. Y la existencia de una prótesis condiciona la bipedestación o la postura.

Las variables a la hora de cuantificar el perjuicio estético son:

 

  • La propia amputación
  • Lesiones cicatriciales del abordaje quirúrgico
  • Exeresis de neuromas
  • Remodelaciones de muñón

El artículo 102 del Sistema legal de valoración del daño corporal nos indica que la amputación de una extremidad debe ser considerada como mínimo en el grado «importante». Es decir que la puntuación de secuelas que debe sumarse al resultado de las secuelas funcionales se cuantifica en la horquilla de 22-30 puntos. 

 


FÓRMULA BALTHAZAR

 

Con el resultado de todas las secuelas funcionales (incluyendo cognitivas, psicológicas, etc) y excluyendo las secuelas estéticas, debemos aplicar la formula correctora de secuelas concurrentes. Que arrojará un resultado menor que la suma total bruta.

Esta formula, se llama FORMULA DE BALTHAZAR, y prevé el art.- 98 de la Ley se aplique en caso de concurrencia de secuelas derivadas del mismo accidente. 

Y solo se aplica para el perjuicio psicofísico, no el estético.

 

 

 


DAÑOS MORALES COMPLEMENTARIOS

 

Se entenderán ocasionados cuando el perjuicio padecido es tan grave que una sola secuela alcance la suma de 60 puntos o el resultado de las concurrentes alcance la suma de 80 puntos (una vez previamente aplicada la FORMULA DE BALTHAZAR).

En caso del perjuicio estético, se entiende ocasionado cuando las secuelas estéticas alcancen la puntuación de al menos 36 puntos.

Los daños morales complementarios se miden por la extensión e intensidad del perjuicio ocasionado, y la edad del lesionado.

La horquilla de indemnización prevista para estos dos conceptos es en 2024:

 

Es decir, por estos conceptos se podrá reclamar hasta un total de 118.606,64.-€ en caso del perjuicio funcional y en el caso de los perjuicios complementarios estéticos hasta un total de 59.303,32.-€.

 


PERJUICIO MORAL POR PÉRDIDA DE CALIDAD DE VIDA

 

El perjuicio moral por la pérdida de calidad de vida ocasionado por la secuelas busca compensar aquel perjuicio que sufra la víctima por todas las secuelas que impiden o limitan su autonomía personal.

El concepto de pérdida de calidad de vida es un concepto jurídico indeterminado lleno de personalismo y subjetividad. Por ello es preciso valorar las circunstancias personales, sociales y familiares de la persona lesionada.

En que trabajaba, cuales eran sus hobbies, sus actividades lectivas, de ocio, deportivas. El perjuicio por pérdida de calidad de vida consiste en determinar cuales de aquellas actividades, que realizaba antes del accidente, se encuentran ahora limitadas o es imposible realizarlas.

Dentro de estas actividades, también se ponderan aquellas llamadas actividades esenciales de la vida ordinaria (AVD), que son comer, beber, asearse, vestirse, sentarse, acostarse, desplazarse, tomar decisiones, etc.

Los grados de perjuicio van desde el Leve hasta el Muy Grave. En este caso concreto la incapacidad para llevar a cabo toda actividad laboral que se venia realizando (habitual en personas amputadas) debe ser considerada como mínimo en la horquilla GRAVE. 

LAS HORQUILLAS DE PERJUICIO MORAL POR PÉRDIDA DE CALIDAD DE VIDA OCASIONADO POR LAS SECUELAS EN 2024 SON:

En 2024, las indemnizaciones por perjuicio moral por pérdida de calidad de vida pueden ir hasta los 185.322,88.-€ en función de la limitación o pérdida de las actividades que formaban parte del desarrollo individual de la víctima. 

 


PERJUICIO MORAL POR PÉRDIDA DE CALIDAD DE VIDA DE FAMILIARES DE GRANDES LESIONADOS

 

Este concepto compensa la alteración sustancial que causa en las vidas de la familia de la víctima la prestación constante de cuidados y atención continuada de aquellas personas que han perdido la autonomía personal para realizar actividades esenciales de la vida ordinaria.

Más información sobre el perjuicio moral por pérdida de calidad de vida de familiares de grandes lesionados aquí. 

Al respecto, las horquillas indemnizatorias van en el año 2024 desde los 37.064,58 hasta los 179.145,45.-€

 


INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS

 

También se indemniza el perjuicio que padece la víctima por el conjunto de intervenciones a las que se ha visto sometida.

Los criterios para ponderar la indemnización que correspondería para cada intervención se ciñen a las características de la operación, la complejidad de la técnica quirúrgica y el tipo de anestesia utilizada. 

Para valorar el tipo de intervención quirúrgica realizada se acude a un estándar colegial comúnmente admitido por los operadores jurídicos y emitido por la propia Organización Médica Colegial.

La clasificación de las intervenciones prevista en la Ley va del GRUPO 0 al GRUPO VIII y se valoran conforme a la Clasificación Terminológica y Codificación de Actos y Técnicas de la Organización Médica Colegial (septiembre de 2023). 

Algunos ejemplos en casos de amputación:

 

  • Amputación supracondilea fémur izquierdo – GRUPO IV
  • Regularización o reamputación de muñón  – GRUPO III
  • Desbridamiento quirúrgico (remodelación cobertura de defecto cutáneo) – GRUPO III
  • Extirpación de neuromas (neurolisis o neurectomías selectivas) – GRUPO III

Para el año 2024 las cantidades previstas son:

 

Por lo tanto el máximo a reclamar por una intervención quirúrgica del Grupo VIII ascendería en el año 2024 a 1979,77.-€


PERJUICIO PATRIMONIAL EN RECLAMACIONES DE AMPUTACIONES DERIVADAS DE ACCIDENTES DE TRÁFICO

(Artículo dedicado)

A todos estos conceptos, debe añadirse el PERJUICIO PATRIMONIAL, como son los gastos de asistencia sanitaria futura, las prótesis y órtesis, la rehabilitación ambulatoria y domiciliaria, las ayudas técnicas, el incremento de los costes de movilidad y la adecuación si cabe de la vivienda. 

Reclamación de PRÓTESIS en accidentes de tráfico.

Abogados especialistas en amputaciones en Barcelona y Terrassa

Abrir chat
1
Necesita ayuda?
Hola, podemos ayudarle?